limpieza de cutis

Limpieza de Cutis

Un cutis limpio es el secreto para rejuvenecer el rostro, lucir fresca y radiante todo el tiempo

Se dice que la piel es como el “vestido natural” del cuerpo, en parte ésta expresión es gracias a que la piel es el órgano más grande que poseemos los seres humanos, de ahí la importancia que la cuidemos, y procuremos siempre mantenerla lo más sana posible.

El cutis, que es la piel que cubre nuestro rostro, es la que más cuidados merece pues es en esa área, nuestra piel suele ser más delicada y débil, aparte de que generalmente recibe la mayor cantidad de exposición al sol y maltratos del ambiente, porque siempre está descubierta.

Agentes enemigos de un cutis sano

Los rayos del sol, los gases que emiten los tubos de escapes de los carros, el sudor, el hollín o polvo de las calles, incluso el maquillaje que no nos retiramos figuran entre los muchos factores que influyen en que nuestro cutis luzca sucio, con puntos negros, apagado u opaco, grasoso o en su defecto reseco y hasta manchado, y si no te haces una limpieza de cutis regular imagínate el resultado: ¡Nada alentador!

No dejes que tu cutis hable mal de ti

Detente y piensa un momento: ¿Cuándo llegas a un sitio que es lo primero que las personas te miran? Al menos que estés en una playa, van a mirar tu rostro en primer lugar, tu rostro va a ser tu carta de presentación. No dejes que tu cutis hable mal de ti.

Consejos para un cutis limpio y perfecto

Primero que todo debes de identificar cuál es tu tipo de cutis, ya que éste varía de persona en persona y así mismo variará la manera de limpiarlo y los productos a usar.

Tu cutis es graso si:
– Si brilla rápidamente después de lavarlo.
– Si tu cabello es graso, es muy probable que tu cutis también lo sea.

Tu cutis es mixto si:
– Si la zona de tu barbilla, nariz y frente brillan muy rápidamente, y el resto del rostro no.

Tu cutis es seco si:
– No se pone brilloso fácilmente, lo sientes tirante luego de lavarlo y notas pequeñas líneas de expresión aún cuando eres muy joven para tenerlas.

  1. Bebe mucha agua, ya que esto ayuda a depurar el cuerpo y a hidratar la piel en general.
  2. Utiliza jabones neutros para lavar tu cara.
  3. Si tu cutis es graso, es recomendable efectuar una limpieza de cutis diaria, para ayudar a equilibrar el pH de tu cutis.
  4. Si tu cutis es mixto o seco puedes hacer una limpieza de cutis de cada 2 a 3 días.
  5. Evita los rayos solares, o en su defecto utiliza protector solar, cada vez que vayas a salir, si usas maquillaje, aplícalo antes de la base, como primer paso. Así evitaras arrugas prematuras y manchas en tu cutis.
  6. Evita el estrés, ya que éste eleva los niveles de la hormona cortisol, la cual está comprobado aumenta la aparición de arrugas en la piel.
  7. Humecta tu piel cuantas veces sea necesario, sobre todo si eres de piel seca y si eres de piel grasa no abuses de las cremas humectantes, pues no es necesario.
  8. Consume alimentos fuentes de vitamina A y B6, entre los alimentos ricos en vitamina A tenemos: las zanahorias, espinacas, calabaza, melones, naranjas, frambuesas y en especial la alfalfa germinada y el diente de león. Los alimentos ricos en vitamina B6 tenemos: el solomillo de vaca, la pechuga de pavo, el bacalao, el atún o el salmón. También en alimentos de origen vegetal como pueden ser los cereales integrales, las nueces, las ciruelas pasas, los garbanzos y las lentejas.

Haz tu propia limpieza de cutis en casa, para tener un cutis limpio y sano

Con éstos 5 pasos podrás lucir un cutis limpio, sano y radiante, libre de poros obstruidos, manchas y grasa. Atrévete y verás que sencillo es.

Limpia

Hazte un baño de vapor en el rostro, poniendo a hervir agua en una olla, cuando ésta hierva, bajarla del fuego, y colocar el rostro a una distancia prudente, donde el vapor nos llegue al rostro sin quemarnos.

Luego de esto, con tus manos muy limpias previamente lavadas con agua y jabón, saca todos los comedones o puntos negros, apretándolos con las yemas de tus dedos, nunca con las uñas.

Finaliza este paso limpiando con una crema limpiadora para tu tipo de cutis. Retira con agua tibia.

Exfolia

Con una crema exfoliadora, o si prefieres lo natural, con un poco de crema limpiadora y azúcar refinada, exfolia tu rostro para eliminar las células muertas. Retira con agua tibia.

Hidrata

Ponte una mascarilla hidratante, puede ser de miel y avena, de frutas, eso dependerá de tu tipo de cutis. Retírala con agua fría.

Tonifica

Aplica una loción astringente si eres de cutis graso, y humectante si eres de cutis normal a seco.

Humecta

Finaliza aplicándote una crema humectante para tu tipo de piel.Limpieza de Cutis

 

Haz de la limpieza de cutis un hábito, no descuides tu piel, sabes que tu rostro es tu carta de presentación, y no debes descuidarlo, un cutis sano te hará lucir joven y radiante.